Mis Días que no volverán


Cuando tomo el bus a mi casa después de mi trabajo me pongo a pensar, y saco conclusiones del día que pase, la frustración aparece nuevamente, la idea de pensar que ya no lograre mis objetivos, en esfuerzos que no tienen resultados y que cada viernes es un fracaso a mi nula voluntad, sentirse poco valorado en el trabajo, pero que mas puedo esperar!! … no me veo viviendo en esta ciudad, ya no encuentro mucho sentido y las circunstancias volvieron de mi vida una gran mentira, llena de secretos y de intentos vagos por cambiar mi destino, durante el regreso a casa puedo escuchar mi conciencia, el sonido de la ciudad, en el ultimo asiendo del bus, aun queda mucho para llegar, cuento todas las preguntas que me hace la gente durante el día, el afán de la gente por conocerme, nunca tengo respuestas, solo finjo ser sincero.