La joya más preciosa de una princesa es el corazón de su lobo .