“Todos son mejores que yo” , “no sirvo para esto, para lo otro” terminara siendo una condena a muerte para mí, mi vida hoy y en el futuro tienen que ser una gran muestra de sinceridad y honestidad con mi mismo, con mis sueños, objetivos y la forma en que quiero vivir mis valores y mi forma de ser, siendo fiel a ella o cambiando de las formas que yo quiera, pero tomando con real responsabilidad lo que se toma o lo que se deja sin importar los prejuicios, ni el peso del tiempo, ni las circunstancias de la vida…