La nueva bebe...


Caminando a mi trabajo me topé con una casa abandonada y que dentro había una perrita, ella me miro como diciendo tú serás mi papi! Al día siguiente seguía en el mismo lugar, así que al otro día antes de una gran lluvia en la ciudad la recojo y la lleve a casa…tenía mucha hambre, frio y miedo, era muy tierna y de apoco se acostumbró, ahora después de dos semanas, se muestra más juguetona, pero las demás perras le han pegado, ya que son más viejas y mañosas y como es juguetona es más molestosa, en general se ha portado bien, no ha llorado ni destrozado nada…ya tiene sus primeras vacunas, su cama y su peluche.