Felicidad

Bye bye a la depresión y a la mala onda, de esta forma estaremos conquistando la felicidad, un grato estado del alma que se alcanza prolongando los momentos de dicha y satisfacción que brindan pequeños o grandes hechos, por que la magnitud de ellos no es lo mas importante sino como lo procesamos internamente.


Aunque los problemas los disgustos y las tristezas a veces nos hacen perder las esperanzas, en el fondo sabemos que la dicha existe y que depende de cada persona encontrarlo o no.

“la felicidad es un sentimiento que surge a partir de la alegría, todos nacemos con cinco emociones, el amor, el miedo, la rabia, la pena y la alegría esta ultima esta presente en el interior de cada persona y se relaciona con el hecho de sentirse libre.

En otras palabras si tomamos helado o salimos a algún sitio nos hace sentir alegres quiere decir que en esos precisos momentos somos felices, por que la dicha no es permanente, sino que se da por momentos, la felicidad se va construyendo en la medida que sepamos aprovechar al máximo cada uno de ellos.

El problema esta en que no siempre podemos sentirnos libres, todos deben ceder parte de su libertad, a fin de aprender y respetar las normas que impone la sociedad, en la adolescencia tienen dificultades para sentirse alegres, cambian su cuerpo y la forma de ver las cosas, todo esto los desconcierta y uno tiene una idea clara de quienes son por lo que su autoestima baja, entonces pierden la felicidad, sin dudas, es imposible estar alegres cuando algo muy triste nos a pasado. En esos momentos, pensamos únicamente en el problema que nos afecta que jamás saldremos de ese estado y descartamos la idea de sobreponernos, en definitiva, se trata de cambiar la manera en que vemos las cosas.

Y tal como la pena y la tristeza se contagian, un espíritu optimista puede hacer que hasta el más deprimido vea un claro de luz en su camino.

Recordemos que es imprescindible sentirnos libre para estar alegres.

Por que la felicidad no se consigue con grandes cosas, sino que se va construyendo con pequeños pero importantes acontecimientos. Escuchar una canción, salir, tomar un helado y estar con la naturaleza puede ser motivo de felicidad.

En el fondo, se trata de ver el lado positivo de todo, si estamos siempre amargándonos por las cosas malas que ocurren y no somos capaces de superar la pena, será difícil alcanzar la dicha, por su puesto, el dolor hay que vivirlo, pero jamás quedarse inmensa en el, aprovechar cada momento, subir a la superficie y seguir adelante son ese espíritu optimista que todo el mundo posee, esa es la mejor receta para lograr la verdadera felicidad.

“al satisfacer una necesidad inmediata surge otra necesidad de mayor rango”

“cuando la autorrealización se alcanza se logra ser feliz”

La idea es comprender y aceptar positivamente lo que sucede a nuestro alrededor, saber revertir y encausar los miedos, rabias y penas de este modo la felicidad llegara sola a nuestras vidas