La mujer de la Alameda


Un sábado en la mañana, me encontraba en una plaza en la alameda de santiago, sentado haciendo un poco de tiempo, una chica se me acerca, me pide una moneda, yo se la doy, esperando que se retirara, pero de repente, me empieza a contar una historia, ella me empieza a contar que estaba triste por que su hermano se había ahorcado, en ese momento me quede quieto, pero con el pasar de los minutos siguió relatándome su historia, me contó que su hermano se había ahorcado por que su familia no lo quería y lo despreciaba, que había caído en el alcohol, que era un buen tipo, era músico, había sufrido una mala niñez, lo habían botado y la familia de esta chica lo había aceptado como un integrante mas, la niña estaba muy triste, sollozaba, y la invite a sentarse, hay me siguió contando, yo muy atento la escuchaba, sentí que debía quedarme…

Marco Briceño