Mi pequeño espacio alejado del mundano mundo

Llego a casa cansado y la costumbre es la misma, encender una vela blanca y un incienso,  apagar la mente de las ideas y respirar hondo…