Solo los fuertes latidos de mi corazón pueden dar serenidad a tu frágil corazón...